Páginas vistas la semana pasada

martes, abril 25, 2017

Easy speak podcasts & scripts


twitter: @eugenio_fouz


*
Sample of an audio script (also audio)


  EASY DIALOGUE.- class registration

A: When are you going to register for classes?
B: My registration date is next month.
A: That is terrible.
B: Yeah, it is very late.
A: Mine is next week.
B: Why is your date so early?
A: I am a student athlete.
B: Maybe I should play a sport.
A: Soccer tryouts are tomorrow.
B: I don't like soccer.
A: Would you rather have a late registration date?
B: I actually would.

**


*

Desobediencia civil (vía @Wikipedia)

twitter: @eugenio_fouz




*
Desobediencia civil
Extracto vía @Wikipedia

En primer lugar, el término "civil" hace referencia a los fines perseguidos por los activistas: son fines políticos, de cambio social. La desobediencia civil es una acción deliberada e intencional. El progreso moral o político se perciben como la consecuencia, como el efecto buscado por los desobedientes. Y para ello es lógico que los activistas utilicen las tácticas y estrategias que mejor se ajusten a sus fines. Pero esta pretensión de cambio se enmarca en el reconocimiento de los deberes generales del ciudadano en una sociedad libre. Y en particular en la lealtad hacia las reglas del juego del orden constitucional: la desobediencia civil no es revolucionaria, ni pretende imponer su criterio a la mayoría, sino que respeta las reglas democráticas de cambio político.

En segundo lugar, los desobedientes actúan por motivos morales. Consideran que las normas que rechazan son normas arbitrarias u odiosas, que repugnan a la conciencia del ciudadano. La desobediencia civil es una expresión de responsabilidad personal por la injusticia, refleja el compromiso de no colaborar ni someterse a prácticas y normas injustas.

En tercer lugar, la desobediencia civil es siempre pública y abierta. Los activistas buscan influir no sólo en sus gobernantes, sino también (y sobre todo) en la opinión pública. Por ello la desobediencia civil suele ser, asimismo, colectiva, y no individual. La publicidad es un medio de persuasión, y no de coacción. Es en este sentido que ha podido decirse (Rawls, Habermas) que la desobediencia civil es una forma de discurso público, con una función pedagógica.

En cuarto lugar, los desobedientes están dispuestos a asumir las consecuencias legales de sus actos, y a aceptar el castigo previsto para ellos. Quien acepta pacífica y disciplinadamente la sanción que conlleva su comportamiento ilegal está afirmando con ello su respeto por el conjunto del ordenamiento constitucional y por las reglas del juego democrático. La aceptación voluntaria del castigo sirve, además, para diferenciar la desobediencia moralmente motivada de la infracción interesada u oportunista.

En quinto lugar, la desobediencia civil es pacífica y no violenta. Esta condición debe entenderse como una voluntad de minimizar los daños y de restringir el uso de la fuerza en todo lo posible. El uso descontrolado y masivo de la fuerza física es incompatible con la desobediencia civil.

"Los actos de desobediencia civil son parte de un estado de derecho democrático que se desarrollan en sociedades maduras", que logran crear conflictos dejando saber que las leyes e instituciones que están establecidas legalmente pueden fallar en algún momento.

sábado, abril 22, 2017

Ley del Talión, el código de Hammurabi y el Antiguo Testamento

twitter: @eugenio_fouz



Ley del Talión
-vía @Wikipedia-

“Ley del talión (en latín, lex talionis) es la denominación tradicional de un principio jurídico de justicia retributiva en el que la norma imponía un castigo que se identificaba con el crimen cometido, obteniéndose la reciprocidad. El término "talión" deriva de la palabra latina talis o tale que significa "idéntico" o "semejante" (de donde deriva la palabra castellana "tal"), de modo que no se refiere a una pena equivalente sino a una pena idéntica. La expresión más conocida de la ley del talión es el pasaje bíblico "ojo por ojo, diente por diente".

Con el mismo sentido se utiliza el término retaliación, que el DRAE recoge como equivalente a represalia en algunos países americanos.

Históricamente, constituye el primer intento por establecer una proporcionalidad entre el daño recibido en un crimen y el daño producido en el castigo, siendo así el primer límite a la venganza. La mayor parte de los ordenamientos jurídicos en África y Eurasia se han basado en la ley de talión, especialmente en Europa en la Edad Antigua y en la Edad Media. 

La crítica ilustrada al sistema legal del Antiguo Régimen (particularmente a partir del tratado de Cesare Beccaria, De los delitos y las penas, 1764) incluyó la superación de ese concepto. En la actualidad existen ordenamientos jurídicos que parcialmente incluyen la ley del talión, especialmente la sharía, en vigor en ciertos países islámicos.

En el Código de Hammurabi (Babilonia, siglo XVIII a. C.) el principio de reciprocidad exacta se utiliza con gran claridad. Por ejemplo: la Ley 195 establecía que si un hijo había golpeado al padre, se le cortarían las manos; la 196 que si un hombre libre vaciaba el ojo de un hijo de otro hombre libre, se vaciaría su ojo en retorno; la Ley 197 que si quebraba un hueso de un hombre, se quebraría el hueso del agresor; las leyes 229 a 233 establecían castigos equivalentes al daño causado que debía sufrir el arquitecto cuyas construcciones se derrumbaran. Las penas menores consistían en la reparación del daño devolviendo materias primas tales como plata, trigo, vino, etc. En los casos en que no existía daño físico, se buscaba una forma de compensación física, de modo tal, por ejemplo, que al autor de un robo se le cortaba la mano.

En la ley mosaica (recogida en el Antiguo Testamento, Antiguo Israel, entre el II y el I milenio a. C.), la ley del talión aparece en Éxodo 21:23-25,3 en Levítico 24:18-204 y en Deuteronomio 19:21.5 Este principio seguirá vigente para el judaísmo hasta la época talmúdica, cuando los rabinos determinaron que la pena se transformaría en un resarcimiento económico. El cristianismo lo deja sin efecto a raíz del Sermón de la montaña.

La Ley de las XII Tablas (Roma Antigua, siglo V a. C.) muestra en la tabla VIII una curiosa combinación entre normas inspiradas en la ley del talión, y normas correspondientes a sistemas jurídicos menos primitivistas. Esta mezcla suele ser atribuida al momento de transición jurídica en que surge el primer cuerpo legal de Roma” (…)



1. Código de Hammurabi

3. La Biblia (Antiguo Testamento); Deuteronomio

Decálogo del estilo de vida ideal

twitter: @eugenio_fouz


[visto en @imgur ]
*

Una rápida mirada a la adolescencia en la Antigua Roma - Ray Laurence

twitter: @eugenio_fouz

jueves, abril 20, 2017

Lego leaves a message to parents

twitter: @eugenio_fouz


(Tweeted by History in Moments, @historyinmoment)  

La profesora que enseñaba demasiado (E. Fouz)

twitter: @eugenio_fouz


Noticias de la semana | Reino Unido. Joanne Salley renuncia a su trabajo como profesora y entrenadora de boxeo al filtrarse unas fotos en topless entre sus alumnos. La ex Miss Irlanda del Norte se dejó un USB en un aula con fotos de su antigua etapa de modelo. Afirma estar "destruida". (RRSS/RRSS )
La profesora que enseñaba demasiado
Eugenio Fouz
4.10.2015 No mire a Finlandia ni piense en el informe PISA. Mire aquí ahora y observe a la mujer que sonríe al objetivo. Tiene toda la pinta de ser modelo. De hecho, fue modelo y miss Irlanda del Norte. Miss Joanne, como le llamaban sus alumnos en Harrow, impartía clases de arte y disfrutaba enseñando.
La UNESCO celebra todos los años el 5 de octubre el Día Mundial de los Docentes o #worldteachersday. El lema de este año señala la necesidad de “empoderar al profesor para construir sociedades sostenibles”. Las escuelas son sociedades en miniatura. El profesor es mucho más que un agente facilitador de aprendizaje como pretenden algunos pedagogos contemporáneos. En el fondo todos recordamos a un maestro que nos cambió la vida; ese profesor que nos hizo caso y se quedó a escucharnos al terminar la clase un día. Para ser maestro o profesor hace falta una devoción que no siente cualquiera.
En el cine y los libros se explica bien. Se entiende sobre todo cuando lloras mientras los niños apedrean a don Gregorio en “La lengua de las mariposas” y piensas que la educación no vale para nada. Otro día te emocionas al comprobar el respeto que inspira a los chicos malos la personalidad del profesor Thackeray en un instituto londinense.
Seguro que la mujer de la fotografía también tuvo su profesor favorito. Ms Salley, olvidó una memoria USB con su yo físico más sensual en un aula. Intencionadamente alguien difundió las imágenes de la profesora que enseñaba demasiado. Por extraño que resulte hoy, la irlandesa tiene vergüenza y debe de contar además con una ética personal seria y profunda que le impide ponerse delante de sus alumnos. Entiende lo que otros no entenderán nunca, que sin decencia no hay docencia.


*

Lea la versión original en @TheObjective_es vía #ElSubjetivo

*

Adopta animales (fotografía de doble lectura)

twitter: @eugenio_fouz


tuit compartido por Molinos (@molinos1282)

1 / Mire la fotografía y diga qué ve en voz alta
2 / Vuelva a mirar y diga si ve algo más

*


"It can´t be that good!" (tennis match´s strange sighs)

twitter: @eugenio_fouz


Click on the link below (@imgur) 


*

Boy, you can´t be the same ...

twitter: @eugenio_fouz

*

El papa invita a llevar la Biblia ... (vía El Periódico)

twitter: @eugenio_fouz

Jorge Bergoglio (Papa Francisco)



*
El Papa invita a llevar la Biblia siempre encima, "como el teléfono móvil"
EL PERIÓDICO / ROMA
DOMINGO, 5 DE MARZO DEL 2017

El papa Francisco ha instado este domingo a los fieles católicos a llevar consigo siempre la Biblia, como se lleva el teléfono móvil, para poder leerla más a menudo y meditar sobre su contenido.

"Por favor, no olvidéis, no olvidéis, qué sucedería si tratáramos la Biblia como tratamos a nuestro teléfono móvil, pensad en esto: la Biblia siempre con nosotros", dijo el Papa al final del tradicional rezo del Ángelus ante numerosos fieles congregados en la Plaza de San Pedro.

El pontífice planteó esa comparación ya antes del rezo al recordar que durante los 40 días del periodo cuaresmal, que comenzó el pasado 1 de marzo y terminará el 13 de abril, los cristianos tienen que "afrontar el combate espiritual contra el Maligno con la fuerza de la Palabra de Dios".

"Por eso es necesario adquirir confianza con la Biblia: leerla a menudo, meditarla, asimilarla", agregó.

Y recordó que se ha comparado el uso que debería darse a la Biblia con el empleo de los teléfonos móviles: "Alguno ha dicho, ¿qué pasaría si tratásemos la Biblia como tratamos a nuestro teléfono celular?".

"Si la lleváramos siempre con nosotros, si regresáramos cuando la olvidásemos, si la abriéramos varias veces al día (...) Claramente la comparación es paradójica, pero invita a reflexionar", agregó.

EJERCICIOS ESPIRITUALES
Jorge Bergoglio tiene previsto partir este domingo por la tarde en autobús desde el Vaticano con destino a Ariccia, a unos 30 kilómetros al sureste de Roma, para seguir unos ejercicios espirituales sobre el tema de la "Pasión, muerte y resurrección de Jesús según san Mateo".

Ariccia es una pequeña localidad situada entre los lagos Albano y Nemi, de poco más de 18.000 habitantes y que, asentada entre colinas y alejada de la bulliciosa capital italiana y de la concurrida Santa Sede, constituye un lugar propicio para la meditación.

Los ejercicios espirituales en los que el Papa estará acompañado por miembros de la Curia consistirán en meditaciones diarias guiadas por el franciscano Giulio Michelini, informó Radio Vaticana.

Desde este lunes las jornadas de ejercicios espirituales del pontífice comenzarán a las 07.30 horas con la concelebración de la misa, seguida de una primera meditación; la segunda meditación del día se celebrará por la tarde, antes de la adoración eucarística y las vísperas.


El viernes próximo, 10 de marzo, el papa Francisco regresará a la Ciudad del Vaticano.

*

miércoles, abril 19, 2017

SEMANA SANTA y el postureo

twitter: @eugenio_fouz



(@YouTube)
*

Murder of Kitty Genovese (@Wikipedia)

twitter: @eugenio_fouz

Kitty Genovese (1961)

*

Murder of Kitty Genovese
From Wikipedia, the free encyclopedia


[Kitty Genovese died March 13, 1964 (aged 28)]

"Cause of death: stabbing / Nationality: American / Occupation: Bar manager

Story
Catherine Susan "Kitty" Genovese (July 7, 1935 – March 13, 1964) was an American woman who was stabbed to death outside her apartment building in Kew Gardens, a neighborhood in the New York City borough of Queens, on March 13, 1964.

Two weeks after printing a short article on the attack, The New York Times published a longer report that conveyed a scene of indifference from neighbors who failed to come to Genovese's aid, claiming 37 or 38 witnesses saw or heard the attack and did not call the police. The incident prompted inquiries into what became known as the bystander effect or "Genovese syndrome".

Some researchers have questioned this version of events, offering alternative explanations as to why neighbors failed to intervene, and suggesting that the actual number of witnesses was far fewer than reported. In 2015, Genovese's younger brother, Bill, said that the police were indeed summoned twice but did not respond because they believed it was a domestic dispute, and blames The New York Times for faulty reporting.

After the death of the perpetrator in 2016, The New York Times called their second story "flawed", adding: While there was no question that the attack occurred, and that some neighbors ignored cries for help, the portrayal of 38 witnesses as fully aware and unresponsive was erroneous. The article grossly exaggerated the number of witnesses and what they had perceived. None saw the attack in its entirety. Only a few had glimpsed parts of it, or recognized the cries for help. Many thought they had heard lovers or drunks quarreling. There were two attacks, not three. And afterward, two people did call the police. A 70-year-old woman ventured out and cradled the dying victim in her arms until they arrived. Ms. Genovese died on the way to a hospital.

Bill Genovese's 2015 film The Witness showed an interview with neighbor Sophia Farrar, who was around Kitty's age; Farrar explained in the film that she ran down to the stairwell when she heard her friend's screams, and held her as she was dying. Genovese's attacker, Manhattan native Winston Moseley, was arrested during a house burglary several days after the attack; and he confessed to the murder while in custody, along with the murders and sexual assaults of two other women. At his trial, he was found guilty and sentenced to be executed, which was later reduced to life imprisonment. He died in prison on March 28, 2016, at the age of 81.

Personal life
Genovese was born on July 7, 1935, in New York City, the eldest of five children of Italian American parents Rachel (née Giordano) and Vincent Andronelle Genovese. She was raised Catholic, living in a brownstone home at 29 St. Johns Place in Park Slope, a western Brooklyn neighborhood populated mainly by families of Italian heritage. As a teenager, she attended the all-girl Prospect Heights High School, where Genovese was recalled as being remarkably self-assured for her age and having a sunny disposition.

After Rachel witnessed a murder, the family moved to New Canaan, Connecticut, in 1954; however, Genovese, a recent high school graduate, remained in the city with her grandparents to prepare for her upcoming marriage ceremony. Late in the same year, the couple wed as planned, but the brief union was annulled before the end of 1954.

Moving into an apartment in Brooklyn, Genovese worked in clerical jobs, which she found unappealing. By the late 1950s, she accepted a job as a bartender; at the time prior to her murder Genovese was working as a bar manager at Ev's Eleventh Hour Bar on Jamaica Avenue and 193rd Street in Hollis, Queens. She shared her Kew Gardens apartment at 82-70 Austin Street with her romantic partner, Mary Ann Zielonko, whom Genovese met in 1963.

Attack
In the early morning of March 13, 1964, at approximately 2:30 a.m., Genovese left her job, and began driving home in her red Fiat. While waiting for a traffic light to change on Hoover Avenue, Genovese was spotted by Winston Moseley, who was parked in his car.

Genovese arrived home around 3:15 a.m., and had parked her car in the Kew Gardens Station Long Island Rail Road parking lot, having been followed by Moseley. It was about 100 feet (30 m) from her apartment's door, located in an alleyway at the rear of the building. As she walked toward the apartment complex, Moseley exited his vehicle, which was located at a corner bus stop on Austin Street, and approached Genovese armed with a hunting knife.

Genovese began to run across the parking lot and toward the front of her building located at 82-70 Austin Street, trying to make it up to the corner toward the major thoroughfare of Lefferts Boulevard but Moseley ran after her, quickly overtook her, and stabbed her twice in the back. During his confession, Moseley said that his motive for the attack was simply "to kill a woman". Genovese screamed, "Oh my God, he stabbed me! Help me!" Several neighbors heard her cry but, on a cold night with the windows closed, only a few of them recognized the sound as a cry for help. When Robert Mozer, one of the neighbors, shouted at the attacker "Let that girl alone!"

Moseley ran away and Genovese slowly made her way toward the rear entrance of her apartment building. She was seriously injured, and now out of view of any witnesses." (...)


Graban la pelea ... (Yolanda Veiga)

twitter: @eugenio_fouz


*

«Graban la pelea porque si no, no existe»
YOLANDA VEIGA |
23 marzo 2017

"¡Dale, dale!": pelea a puñetazos entre menores en Bilbao VÍDEO
VIDEO
Secuencias de la pelea entre dos chicos, grabada el pasado 7 de marzo.
Un psicólogo analiza el comportamiento de los veinte chavales que grabaron con el móvil la disputa a puñetazos entre dos adolescentes en Irala y explica por qué no les separan

«Si esa pelea no la graban, no existe. No vale contarla sin imágenes». Por eso la grabaron. Guillermo Fouce, de Psicólogos sin Fronteras, disecciona el comportamiento de los veinte chavales que asistieron, móvil en mano, a la pelea a puñetazos entre dos adolescentes en el barrio bilbaíno de Irala. Un «fenómeno» que no es nuevo ni excepcional. Ni la actitud de los contendientes ni la del 'público'. ¿Por qué no les separaron?, ¿por qué ese ansia por tenerlo registrado en el móvil?

¿Hubo apuestas?
La grabación, fechada el pasado 7 de marzo, muestra a dos adolescentes que se enzarzan a puñetazos mientras una veintena de compañeros miran y graban. Ha ocurrido en Bilbao, pero antes sucedió en Lugo y no llegó a pasar en Cádiz porque apareció la Policía antes. «Es una especie de club de la lucha. Dos chavales quedan para pegarse y los que asisten hacen apuestas sobre quién gana. Estamos ante un fenómeno que desgraciadamente ocurre cada vez con más frecuencia», alerta Guillermo Fouce. El psicólogo recuerda que «peleas entre chavales ha habido siempre», pero advierte dos diferencias respecto a las disputas de antes: «la faceta recaudadora y la difusión en vídeo».


«Soy lo que pongo en mi muro»
La explicación a por qué decenas de adolescentes graban una pelea tiene que ver con «la vida virtual» que habitan. «Lo importante para ellos son los 'likes' que consiguen en las redes sociales, aunque sea a costa de hacer algo perverso. Su vida es la que cuelgan en Internet». Creen que lo demás no existe, sostienen los profesionales. «No vale con contar que han visto una pelea, tienen que contarla con imágenes. Por eso lo graban, para colgarlo luego y presumir de que han estado allí». Sin calcular las consecuencias... «Cuando algo se difunde por la red el autor o el protagonista del vídeo pierde el control de esas imágenes. Es lo que sucedió en aquel caso lamentable de los dos jugadores del Eibar con una chica, o en el de consecuencias fatales de la chica italiana que se suicidó después de que su expareja publicara un vídeo de contenido sexual en el que ella aparecía».

Buscar el protagonismo a toda costa
Guillermo Fouce distingue tres motivaciones básicas en el ser humano: «el logro, el poder y las relaciones sociales». La primera tiene que ver «con el éxito en el trabajo, en la escuela, en el deporte...»; la segunda con «mandar, ser el jefe, el líder...»; y la tercera con «ser querido por los demás». Hoy, sostiene el psicólogo, «la sociedad competitiva» en la que vivimos potencia especialmente la segunda. «Hay niños a los que les motiva ser el primero de la clase y estudian para tener las mejores notas, pero hay otros muchos que lo que quieren solo es ser el líder y buscan el protagonismo a toda costa. ¿Y cómo lo consiguen? Pues normalmente haciendo algo que sea 'noticia', algo negativo... como pegarse brutalmente». Una cuestión dice, que tiene algo de genético pero más de contexto social. «Hemos pasado de un modelo de sociedad cooperativista a un modelo individualista. El factor emocional, de compartir con otros, de ser querido por los compañeros... tiene menos peso que el factor 'poder': ser el líder, el primero...».

El móvil, una extensión de su mano
Le apena pero no le sorprende a Guillermo Fouce esa reacción espontánea de los veinte chavales que asistían a la pelea de ponerse a grabar. «Para ellos el móvil es una extensión de su mano. Tú ves a una cuadrilla de chavales juntos y no se miran a los ojos, se mandan WhatsApps mientras hablan, se hacen 'selfies', se graban vídeos... Van a una excursión y sacan miles de fotos y vídeos porque, si no, para ellos es como si no hubieran estado».

La violencia, «un atajo»
Los niños recurren a los puñetazos porque son «un atajo». Lo es la violencia en general, que se ha demostrado «útil» como «vía rápida para lograr un objetivo». «Sale a relucir nuestro cerebro más primitivo. Quiero imponer algo o marcar territorio y lo hago empleando la violencia porque es un camino más fácil que otros». Esos chavales que se lían a puñetazos cerca de un colegio en Irala lo hacen en un contexto en el que «la agresividad está socialmente valorada».

¿Por qué nadie les separa?
En el vídeo grabado en Irala se ve a una niña que trata de separarles hasta en dos ocasiones y es apartada de un empujón por otra chica que asiste a la pelea. «Esa niña es la excepción. El comportamiento generalizado de los chavales es no intervenir. Para ellos es un espectáculo y como los que se pegan lo hacen voluntariamente...». ¿Y si se pelearan de manera espontánea... intervendrían para separarles? Guillermo Fouce cree que tampoco. «La norma es no ayudar». Ni en una pelea de niños ni de mayores. «Tendemos a pensar: 'No me voy a meter en líos', 'esto no me toca a mí', 'ya intervendrá otro'... Buscamos excusas mentales». Lo hemos hecho siempre, recuerdan los profesionales.

Y Fouce rescata el tristemente célebre ejemplo de Kitty Genovese, una joven norteamericana que murió apuñalada en plena calle en los años 60 y a la que nadie la ayudó, pese a sus gritos de socorro. El 'New York Times' escribió un artículo a propósito de esto relatando cómo 37 personas vieron el crimen en directo y solo llamó a la Policía el testigo número 38, cuando ya era tarde. A raíz de aquel mediático caso, dice Fouce, se empezaron a hacer estudios sobre altruismo y ayuda. Y ejemplos para el análisis hay decenas, como aquella agresión racista en el metro de Barcelona a una adolescente, hace no tanto: «Nadie se movió». ¿Nos hemos inmunizado ante la violencia? Casi: «Si vemos una agresión a alguien que identificamos como un igual a nosotros, por edad, sexo, condición, porque nos ha ocurrido algo similar... en ese caso sí tendemos a intervenir. Pero en los demás, no».

*
vídeo: 
haga clic en el icono del vídeo 

*