Páginas vistas la semana pasada

sábado, septiembre 16, 2017

La evolución del torrezno (Borja Hermoso)

twitter: @eugenio_fouz


Artículo de opinión de Borja Hermoso en el que analiza la nueva cocina y su futuro

*

La evolución del torrezno
BORJA HERMOSO
EL PAÍS;  7 SEP 2017 –
¿Tiene o tendrá límites la alta cocina o ese lo que sea que algunos gurús han bautizado como cocina tecnoemocional?

En febrero de 2008, y en este periódico, el cocinero Andrés Madrigal le contó a la periodista Karmentxu Marín que había cocinado y se había comido la placenta de su hija recién nacida. “Hice placenta en reducción de naranja y le eché caramelo y un poco de pimienta para que desapareciera la hiel y el posible sabor a caza, y la trituré. Como un batido. La comimos entre ocho. Fue algo espiritual”.

¿Tiene o tendrá límites la alta cocina o ese lo que sea que algunos gurús han bautizado como cocina tecnoemocional?

Este verano, el chef madrileño Dabiz (sic) Muñoz soltó que había comido en Japón útero de gallina, hormigas vivas y semen de pulpo, y que todavía se estaba chupando los dedos. Su restaurante DiverXO tiene tres estrellas Michelin.

¿Nos estamos volviendo todos locos o es solo la furiosa secta de los foodies, esa que recorre el planeta en pos del Santo Grial en forma de un plato de alubias pochas con conexión a Internet?

En Tokio, el crítico gastronómico y periodista Pau Arenós pagó 70 euros por un ramen (una sopa japonesa de fideos con tropiezos y picante). En su extraordinario libro ¡Plato!, el propio Arenós parece dar con una de las teclas de lo que está pasando: “La credulidad y el entusiasmo son las drogas del aventurero culinario”.

Un antiguo bar de carretera de un pueblo de Soria reconvertido en estrella Michelin ofrece un plato llamado “evolución del torrezno”. Francamente, está mejor el torrezno soriano a secas, bien crujiente, bien grasiento y con bien de colesterol. Pero si le añades la palabra evolución, la cosa mola que se te va la olla.

¿De verdad están más ricas —rico, qué palabra tan vulgar y desfasada, ¿eh?— unas “agujas de raya con caliente-frío de aceite de oliva texturizado con miel del desierto de los Agriates” por firmarlas el semidiós francés Pierre Gagnaire que un “besugo” del asador Txokolo de San Sebastián o una “merluza rebozada con chipirones” del bilbaíno Serantes? Son amores distintos, dirán algunos, pero la guerra sin cuartel entre los defensores de la posposmodernidad gastronómica y los de la cocina tradicional ha alcanzado su cénit. Eso sí, para ir a probar las angulas a la brasa en sartén agujereada de Etxebarri (Axpe, Bizkaia, séptimo mejor restaurante del mundo según la lista Restaurant) tienes que esperar cuatro meses y en Txokolo tienes mesa mañana.


Hubo quienes se escandalizaron en su día de que Ferran Adrià fuera presentado como una obra de arte en la Documenta de Kassel. Luego ibas a elBulli, veías, probabas y salías con el rabo entre las piernas de tus prejuicios. Pero era una excepción. La que, por desgracia, confirma una regla: tanto impostor suelto a 120 euros el menú degustación.
*
Lea la versión original publicada en @el_pais: 


**

domingo, septiembre 10, 2017

Estas son las ventajas de soñar despierto (The Objective)


twitter: @eugenio_fouz




Estas son las ventajas de soñar despierto
TheObjective. REDACCIÓN
7.09.17

"Te dijeron que no perdieras el tiempo. Tumbado en la cama y mirando el techo. Sin ser productivo en un sentido físico.


Albert Einstein pasaba mucho tiempo así, pensando. El autor de la teoría de la relatividad apenas tenía 16 años cuando hizo su primera aproximación a la idea que cambiaría la Física moderna. Einstein se preguntó: qué pasaría si una onda luminosa viajara a una velocidad constante, como un ciclista. Se dio cuenta de que la línea parecería congelada. Hay un episodio del programa Cosmos –del primer Cosmos, el presentado por Carl Sagan- que explica muy bien esta teoría. Nadie podía imaginar que la semilla de una idea tan precisa radicara de un pensamiento tan abstracto." (...) 

Siga leyendo aquí: 


*

sábado, septiembre 02, 2017

Registros de habla formal e informal vía Portaleducativo net

twitter: @eugenio_fouz

Jon Kortajarena (modelo y actor)

**

Registros de habla formal e informal
-vía portaleducativo.net-



1- Introducción
Los hablantes adecuan su manera de actuar según las características de la situación que enfrentan. Por ejemplo, cuando hablas con tus amigos lo haces empleando palabras distintas a las que usas cuando hablas con un profesor, ¿entiendes?

Es bueno que sepas que existen distintos tipos de factores que influyen en el registro de habla. ¿Te imaginas cuáles son?:

- Lugar donde ocurre el acto comunicativo.
- Objetivo que caracteriza el acto comunicativo.
- Tema de que se habla.
- Relación entre los interlocutores.
- Canal utilizado (oral o escrito).

2- Los registros de habla
Existe 2 registro de habla: Culto e Inculto, y cada uno de ellos se subdivide en Formal e informal.

Registros del habla
Ahora, para que entiendas mejor este interesante tema, vamos a definir cada registro de habla y dar ejemplos de uso.

2.1- Registro culto formal
El registro culto formal se centra en la transmisión de contenidos y es el que se usa en el lenguaje de los medios de comunicación noticiosos, en reuniones de trabajo, en informes, actas, ensayos y trabajos escolares, etc.

Adquirir un buen manejo de esta norma de habla de alto valor social, depende de la educación familiar y escolar. Así, cada vez que la situación comunicativa adquiere formalidad, se presentan los siguientes rasgos propios de este nivel de registro del habla:

- Los hablantes hacen uso de un léxico o vocabulario variado y preciso, evitando repeticiones, digresiones, y empleando palabras abstractas.
- Se construyen oraciones complejas y ceñidas a las normas gramaticales.
- En el lenguaje oral se controla y se dirige el lenguaje gestual.


Ejemplo:
Estimado don Carlos, qué gusto verlo. Permítame decirle que recibí su informe sobre el efecto de la contaminación en los lagos del sur de Chile y, aunque sus resultados no son alentadores, me parece una formulación sorprendente.



2.2- Registro culto informal
El registro culto informal, centrado en la interacción personal, es el que se usa en situaciones comunicativas de carácter coloquial como en programas televisivos de entretención (matinales, misceláneos, estelares), las cartas personales, los recados, etc.

La adquisición de esta norma de habla, depende de la socialización o experiencia social y su uso es menos valorado que la norma culta formal. Así, cada vez que la situación comunicativa adquiere un nivel informal, presenta las siguientes características:

- Los hablantes hacen uso de un léxico o vocabulario no tan preciso, usan palabras concretas y no abstractas, tienden a acortar las palabras o a usar diminutivos y utiliza expresiones jergales.
- Se construyen oraciones breves y simples no ceñidas a las normas gramaticales.
- En el lenguaje oral se emplea expresivamente el lenguaje gestual.


Ejemplo:
Hola Jaime, ¿cómo estás?. Ayer fui a tu casa y me dejaste plantado. Te me caíste.


2.3- Registro inculto formal
El registro inculto formal, como la norma culta formal, está centrado en la transmisión de contenido y, aunque el hablante distingue entre una situación comunicativa formal y una informal, su escaso manejo gramatical y de vocabulario le impide cumplir las reglas sintácticas y gramaticales para una adecuada construcción del discurso.

Este registro se caracteriza por:

- Ser usado por personas que no han accedido a la norma culta en sus experiencias más cercanas y habituales. Por lo tanto, no se ciñe a las normas gramaticales.
- Léxico o vocabulario escaso y alteración fonética y morfológica de palabras.
- Usa palabras concretas y muchas veces jergales.
- No es valorado socialmente.

Ejemplo:
Buenos días don doctor, vine a verlo porque anoche tuve terrible dolor de guata.
  

2.4- Registro inculto informal
El registro inculto informal, está centrado en la interacción personal, y posee muchas de las características del registro formal de esta norma:

- Es usado por personas que no han accedido a la norma culta en sus experiencias más cercanas y habituales, por lo que da cuenta de un léxico o vocabulario escaso con alteraciones fonéticas (güeno por bueno), y morfológica de palabras (abnegados por anegados, rebundante por redundante).
- Sustituye palabras con gestos y términos o frases jergales (la cana por la cárcel, el paño por la piel, el caracho por el rostro).
- No es valorado socialmente. Las personas que no han accedido a la norma culta suelen ser discriminadas por el resto de la sociedad y son objeto de burlas por su forma de hablar y sus gestualizaciones.



Ejemplo:
Y vos, que te crei brocacochi, acaso querís que te muela a palos. Ándate de aquí, esto en finitivo.